sábado, 22 de noviembre de 2014

Jane`s Addiction. "Ritual de lo habitual"


1990 




"Stop!" -- 4:14

"No One's Leaving" -- 3:01
"Ain't No Right" -- 3:34
"Obvious" -- 5:55
"Been Caught Stealing" -- 3:34
"Three Days" -- 10:48
"Then She Did..." -- 8:18
"Of Course" -- 7:02
"Classic Girl" -- 5:07

viernes, 21 de noviembre de 2014

La chica del tiempo


La poesía es como un informe meteorológico. Cuanto mas exacta sea la predicción de un día hermoso, más feliz estamos. Cuanto mas exacta es la descripción de un día oscuro, más tristes. Nos hace pensar en el futuro, en el Miércoles o el Jueves, cuando cambie el tiempo y salga el sol y podamos ser felices de nuevo. Siempre hay una chica bonita dando el informe del tiempo que, sonriendo, pone rostro a la esperanza de un futuro mejor.

jueves, 20 de noviembre de 2014

La Horrible


...Contador en un Banco, aviador, dentista, cónsul, cura, profesor de secundaria, carpintero, astrónomo, caricaturista, explorador, administrador de un hotel, joyero... Supiera música, medicina, química, farmacia, aritmética, botánica, lenguas antiguas o muertas, lenguas modernas o vivas, instrucción militar, filosofía, bridge, box, filatelia, relojería, historia.
Me llamara Gertrudis Balmore, Eustaquio Rivera, Asunción Carlet, Remigio Balsa, Máximo Silva, Refugio Grados, Ramón Reyes, Roberto Villanueva, José Gálvez, Eleuterio Saldarriaga, Walter Casas, Pedro de Odar, Pablo Ayala, Alberto Alegría, Óscar Ferrecho, Arístides Rocha, Zenón del Valle, Ernesto Comar, Felipe Cossío, Cornelio Cañares, Aquiles Rendón, Eulogio Velasco, Lucinda Cavero, Herlinda Treviño, Consuelo Carpio, Rosa Argandoña, Clotilde Beleñol, Genaro Caldero...
Tuviera trenes, aviones, conejos, palomas, perros, oficinas, jardines, libros, casas, papeles, perfumes, amigos, bocinas, mesas, hilos, macetas, zapatos, muletas, abrigos, corbatas, perlas, diamantes, lechugas, anteojos...
Fuera a Francia, Andalucía, Taxco, Arequipa, Londres, Maracay, Panamá, Santiago del Estero, Honduras, Coquimbo, Chillán, Tacuba, La Paz, Popotla, Barranco, Barranquilla, Quito, Asunción, Caracas, Bogotá, Tegucigalpa, Manila...
O quisiera correr, nadar, saltar, comer, oír, llorar, viajar, perder, oler, callar, ver, saber, tener, poder, ocultar, pensar, tejer, bailar, cazar, estornudar...
Siempre podría, querría, cabría, necesitaría, sabría, estaría, trataría, desearía...
Te diría buenas noches, buenas tardes, buenos días, cómo estás, adónde vas, cuál es, quién es, qué, por qué, no sé, tal vez, jamás, me dices, te vas, cómo es, se fue, volvió, nació, no sabe, responde, vuelve, sube, baja...
Y lloraría, y volvería, y me vestiría, y comería, y volaría, y rodaría...
Porque es difícil viajar, llorar, comer, correr, cantar, saltar, esconder, amar, pensar, robar, bajar, penar, estar, matar, creer, oír, domar, perder, poder, pastar, pintar, viajar...

Cesar Moro
Lima la horrible, 24 de julio o agosto de 1949

Cuando se muere un hombre


Cuando se muere un hombre no cambia nada. Un golpe de aire pasa de la ventana de la cocina a la ventana del dormitorio y la puerta de la entrada se cierra de golpe. Los coches se mueven contagiando de atascos los ramales de circunvalación. Las nubes se extienden copando el cielo en amenaza de tormenta. Un gato se lava la cara. La calle está llena. Alguien termina su jornada de trabajo y cierra la puerta de la oficina. Una madre lleva a su hija a casa, después de recogerla de la guardería. Compra galletas por el camino. Su hija sonríe. El autobús gira a la izquierda. Un ascensor desciende. Quedan granos de azúcar sobre la mesa de la cafetería. Un hombre compra una bombilla en la ferretería de su barrio, paga y dice gracias para despedirse. Un taxista polaco espera en un paso a nivel mientras escucha la radio y jura en su propio idioma que nunca mas le será infiel a su mujer. El cielo a esta hora ya se ha vuelto gris como el cemento. El asfalto está mojado. Una anciana descalza se sienta delante del televisor, en el sofá de su casa. La gente anda con prisas cerca de las bocas de metro. Un ordenador zumba demasiado fuerte porque su ventilador está a punto de reventar. Cuando se muere un hombre todo sigue igual. No podía ser de otra manera. Cuando se muere un hombre no cambia nada.

No son tres, son cuatro


Las gemelas estaban todavía donde las dejé, bebiendo el whisky a la derecha del  sofá. Por la forma en que me miraban, cuando regresé de la habitación, me di cuenta que andaban nerviosas por mi culpa. Yo estaba en un conflicto interno. Ellas esperaban materializar el dinero que me habían prestado para llamar a FRESCO, mi amigo el camello, y acabar con la ansiedad. Porque era ansiedad, se palpaba según avanzaba la noche y ahora eran las cuatro de la mañana. Y solo faltaba la visita de FRESCO, pagarle y yo  podría hacer un trío con ellas dos. Pero no antes. Primero, el jodido FRESCO tenía que hacer el favor de aparecer por el apartamento. Eran muy hermosas, y yo me sentía culpable. Pura sabiduría ZEN  haciendo eco en mi cabeza: "Nunca dejes pasar coño libre". Pero el telefonillo no sonaba y yo no podía abrir la puerta al paraíso. Así que llamo de nuevo desde la cocina y las sonrío manteniendo el gesto a través del reflejo de la ventana. Ellas lo saben. Estas perras saben lo jodidamente feo que  se esta poniendo esto. Querían mi magia para que pudieran encontrarse a sí mismas más tarde, cuando nos drogásemos y follásemos hasta el amanecer y luego siguiésemos drogándonos de día, y abrazados pudiésemos dormir en una comunión rosada .

Le mando una foto de las gemelas a FRESCO y le escribo diciéndole que si tarda menos de 10 minutos en aparecer en mi apartamento con los 120 euros de cocaína, puede elegir a la gemela que quiera follarse a los cinco minutos de saludarme.

No tarda ni un minuto en sonar mi teléfono. Descuelgo y digo:

-¿Hola?
- Yo digo sí.- Dice FRESCO.
- OK, tienes 10 minutos.- Digo Yo

martes, 18 de noviembre de 2014

El día que tu y yo fuimos delicados

AFFAIR
de kim Addonizio
¡Dios!, qué sexual que es abrir una cerveza cuando habías jurado que no ibas a beber esta noche, tomar ese primer trago profundo, ver la espuma retroceder dentro del largo cuello de ámbar en la botella de Pacífico mientras te acomodas en la barra, el derramamiento en la cabeza que te obliga a doblarte para pegar tu boca contra el frío labio y beber, porque tú lo que eres es una bebedora, ¿no es cierto?—tal vez no una lujuriosa, no una alcohólica, al menos no todavía, pero la mayor parte de las noches tú no quieres un vaso con algo, no necesitas el gesto de alcanzarlo, levantarlo en lo alto, tragar y saborear la dulzura, o la quemadura, pues sabes que te vas a entregar a él como una amante, sin importar si él llena o no el globo goteante de tu corazón— ¿Ya no crees en intentar llenarlo, sin importar las probabilidades?, ¿no crees que aún pueda suceder? ¿No eres tú ese tipo de mujer?

con PRETTYWOMAN en la zona VIP




La rubia que sueña con ser como Pretty Woman se sienta a hablar conmigo, en la sección VIP de la Macro-Discoteca, durante su descanso de 30 minutos, después de bailar 15 minutos sobre el podio derecho del D.J.  y antes de volver a bailar sobre podio principal. Le he traído un menú del Burguer de la gasolinera. Me habla de su trabajo, de bailar y de que te miren.

"Las Go-gos tienen que vestir de forma provocativa. Algunas bailan totalmente desnudas sobre los zapatos de tacón, enseñando su coño depilado y cubiertas de purpurina. Pero yo creo que es mejor crear una fantasía. No enseñarlo todo, yo no puedo. No está en mi naturaleza. No es lo que me gusta. Me gusta algo que permita a la gente usar su imaginación. Como cuando ando por casa medio desnuda y pienso que me están mirando. Y yo disimulo, aunque se que no hay nadie, me muevo como si me estuviesen mirando y me siento super-sexy. A veces toca mostrar mas carne, de vez en cuando, tal vez, uh, como el día de Halloween. En Halloween me veo como una puta. Con un tanga de un hilo y las estrellas sobre los pezones. En Halloween nos hacen pasearnos entre el público así, como te digo, con mi culo dispuesto a todos, con mi coñito y mis tetas sueltas y es una locura. Los tíos se vuelven locos, saben que no pueden tocar porque los de seguridad les pueden matar, pero sientes la tensión. Notas que te devorarían, te violarían, te matarían con tal de tenerte. Da un poco de miedo ver como están de locos los tíos."

Yo muerdo mi hamburguesa y sonrío haciéndola entender que la escucho interesado.

"Me han ofrecido mas dinero si bailo totalmente desnuda, pero no es mi camino, a mi de verdad que me gusta bailar. Hey, yo no me creo menos que cualquier otra persona que haga otra cosa, porque no creo que la gente deba inhibirse y que sientan que las  cosas son de cierta manera sólo porque ... Va, que rollo, te estoy aburriendo. Yo no pienso en mí como una tía sexy. Cuando estoy aquí, estoy en el trabajo, y el atractivo sexual es parte del trabajo y el coqueteo es también parte del trabajo. Desde ahí arriba, sobre el podio, ver como se puede manipular a los tíos de abajo, es increible, serían capaces de cualquier cosa con que les hagas así con el dedo..." 


domingo, 16 de noviembre de 2014

Las tres palabras más extrañas

Cuando pronuncio la palabra Futuro,

la primera sílaba pertenece ya al pasado.
Cuando pronuncio la palabra Silencio,
lo destruyo.
Cuando pronuncio la palabra Nada,
creo algo que no cabe en ninguna no-existencia.

Wislawa Szymborska

jueves, 13 de noviembre de 2014

EN TU HONOR QUEMO CASCARITAS DE NARANJA


¿Has encontrado al poeta que buscabas entre la lluvia
disfrazada de gotas para que los ángeles no te reconocieran?
¿Cerraste los ojos frente al mar para tocar la cara fría de
los náufragos que un día supiste amar allá en Arcadia?
¿Incineraste misivas de amor para condenar al viento a la
insoportable incapacidad de esparcir tantos cadáveres?
¿Hiciste silencio ante la verdad que dejaba entrever tu
propia noche de luciérnagas incautas, atrapadas por la
malla inexorable de la constelación austral?
¿Apretaste la arena con tus manos frente al alba
preguntándote dónde se iban aquellas barcas hinchadas
de sirenas y marineros enloquecidamente errantes?
¿Buscaste en pleno corazón de los bosques -hervidero de
plumas y sinfonías al sol- el paso del cometa que te llevara
a la vida y nuevamente te devolviera el aliento?
¡Tanta solemnidad toda para ella tanta!
En tu honor quemo cascaritas de naranjas cuando el
crepúsculo es favorable: tomo vino cual monje irreverente
y pienso en Rimbaud maldiciendo los revólveres definitivos
En tu honor… si es que de tanto vivir nos queda algo
te escribo este poema que lleva la marca de la bestia
y en tu honor el de haber sido escrito en tiempo de nunca
en situación de haber enterrado los relojes.
...
Hugo Vera Miranda

Mis mujeres


Casi todas son locas fatídicas inteligentes
y a su vez con cierto vuelo poético a ras del suelo,
algunas vienen de muy lejos
y otras de a la vuelta de casa,
algunas vienen con brahms, una botella de vino
y una opinión divertida sobre cualquier asunto
sin importancia, otras vienen con buñuel
un pañuelo de seda y sumamente medicadas,
sobrevuelan mi cuarto histeriqueando naderías,
revisan mis libros echando el culito para atrás,
me hablan de un tío muerto en combate
de la polémica reverdy-huidobro
de cómo preparar el pollo relleno
o del caso de la mujer que el marido
la mató porque ella no quiso suicidarse.

me cuentan de sus viejos amores
de lo mal o bien que lo pasaron
de que fueron engañadas, vilipendiadas
y pasadas a llevar por el macho dominante,
después cogen conmigo, se enamoran
se ponen tiernas, me compran una camisa
me mienten diciéndome que soy el mejor poeta de la cuadra,
me comparan con dos nobel y tres cervantes,
o con cualquier otro palurdo en ciernes,
para ellas soy el amante exquisito, el hombre de sus vidas
y seguramente seré el padre de sus hijos.

después de un tiempo corto o largo de éxtasis
después de navegar sobre nubes de algodón
después de mucho sexosexosexo
de botellas y botellas de cerveza
vino, vodka naranja y gin tonic
me abandonan, me dejan por un poeta mejor,
por un artista de circo o por un español llamado paco,
me dejan acusándome de ser un macho dominante
de que fueron engañadas, vilipendiadas y pasadas a llevar.

¡dios salve a mis mujeres!
yo no salvé a ninguna.
...
Hugo Vera Miranda

De como hacer bien las cosas


De nuevo Chali, (pronunciado Charlie sin la 'r'),  es mi taxista hasta el aeropuerto y lo sabe todo sobre el rock and roll. Yo sueño despierto pensando en algo de comer, cuando un sonido increíble llega de la radio. Chali me dice que es una canción de "El Columpio asesino" llamada "Vamos", que en realidad es una versión de una canción de los pixies que se llama así: "Vamos". La letra de la canción no significa nada, o eso parece, son como frases en español de alguien que no sabe muy bien que dice, pero tiene mucha fuerza, te atrapa. Llegas a entender el texto a un nivel subconciente. como si la canción fuese una enfermedad que te infecta. El taxímetro marca 29 € cuando me bajo y me despido de Chali.

La chica que se sienta a mi lado fue la última en subir al avión, y al parecer estábamos destinados a sentarnos juntos. Lleva un impermeable crema que todavía tiene puestas las etiquetas, debe haberlo comprado en el aeropuerto, para tapar el pequeño vestido estampado de cebra que casi no tapa sus bragas. Imagino que acaba de salir de día de alguna discoteca corriendo a coger el avión. Es una máquina parlante. Debe de estar puesta de coca o anfetamina. Me cuenta que antes era cantante, pero que ha dejado ese mundo. Que va a ingresarse unos meses para desintoxicar y hacer buenos hábitos. Que antes tenía un trastorno alimentario que superó. Y que no tiene miedo a los hospitales, que en realidad son sitios donde encontrar la paz. Cuando era pequeña estuvo en un campamento para niños superdotados y todos sus compañeros han terminado fatal. Que lo de ser superdotado no es como tener superpoderes, sino mas bien una putada, porque casi nunca vas a llegar a demostrar a los demás que vales mas o menos. Que la vida tiene muchas formas de joderte aunque seas superdotado. Tenía un trastorno alimentario y conductas compulsivas que le hacían engancharse al sexo, o drogas, o alcohol, etc. Tiene arranques violentos que le hacen meterse en problemas a veces. Siempre masca chicle, incluso cuando cena, masca chicle, incluso cuando practica sexo. Le hubiese gustado ser modelo, pero sus padres no la dejaron, porque no podía ser modelo si era un cerebrito, eso de ser modelo era para deficientes mentales y ella era superdotada. Luego, cuando largó a sus padres, se sintió demasiado insegura y aunque empezó a trabajar para alguna agencia, la cosa no fue muy bien y lo dejó después de algún escándalo de tipo sexual y de drogas con gente del mundo de la moda. Me dice también que este año su vida sexual ha mejorado porque ha dejado casi del todo el alcohol y las drogas, y que su nuevo novio, que también es su jefe, la controla. Me dice esto, aunque veo que lleva unas papelinas metidas en el sostén, que imagino devorará antes de bajarnos del avión. Luego sacó un frasco de perfume de aroma personalizado que había comprado en Marbella. Se puso un poco en la muñeca y el cuello. Luego puso un poco en mi muñeca también. Era vainilla con una nota de naranja. Después me mostró fotos de  sí misma desnuda en su cámara digital. Sacó su IPOD y compartimos los auriculares escuchando "Strict Machine" de Goldfrapp en la oscuridad. Hablamos de música hasta que el avión aterrizó.

Nos despedimos y pienso que esto podría ser una versión TRASH de 'Before Sunrise' con Julie Delpy y Ethan Hawke. Y sus secuelas:

a. Ni siquiera se como se llama


b. Más tarde, cuando ella se fue y yo estaba esperando mi equipaje, todavía podía oler el perfume de vainilla. Mi estado era delirante, cansado y hambriento, ya que no había comido en 8 horas.

c. Es cierto. Ella mascaba chicle en cadena, igual que yo fumaba cigarrillos según bajé del avión. 

A la espalda del mar




Donde terminan todas las botellas

con mensajes encerrados,
por amores de un solo día
o de los que duran toda una vida...



Donde los sueños no son perseguidos,
donde las perchas bailan sin vestidos,
ordenadas, susurradas por el viento,
coreadas por la brisa...



A la espalda del mar,
a la espalda del mar,
yo te quiero llevar.



Y observarte pintar en el silencio,
estudiar tu libre movimiento,
en ausencia de todo tiempo,
fuera del marco, fuera del lienzo.



Tengo todo lo que necesito,
no tengo armario ni quemo crucifijos.
Mi botella ha vuelto a la arena,
solo atiendo al grito de ballenas.



La luna agita de nuevo el cascabel
y eriza los mares, me lleva a mi burdel.
Maleta hambrienta, échate a llorar,
nos anclamos aquí, a la espalda del mar.
...
El Columpio asesino

miércoles, 12 de noviembre de 2014

No existe Dios, existen las religiones.


No existe Dios, existen las religiones.
No existe el tiempo, existen los relojes.
Los estados alterados de la mente son la química del porvenir.
Si no existe el amor:
Ahora mismo voy a tatuarme en el brazo la palabra "Decepción"
EN GRANDE.


domingo, 9 de noviembre de 2014

¿Te gusta esa sensación cuando ya sabes lo que va a suceder?

¿Te gusta esa sensación cuando ya sabes lo que va a suceder?


Es lo que siento cuando entro en el apartamento y trato de decidir qué música poner y escucho lo que dice LARUSA, pero no le hago mucho caso. Pienso en un playlist lo suficientemente largo como para follar con ella un buen rato. La beso. Nos bebemos todas las botellitas que robé del office del RITZ, y que llevo en los bolsillos . hacemos un par de fotos y luego compruebo que la lista de reproducción del ordenador es tan larga como lo que queda de noche.

La lista empieza con el  "Faking the books" de Lali Puna. Y pienso: "Joder" solo quiero follar, no vivir un momento para recordar. 

Ella encontró 800 euros en un taxi ayer por la noche, así que se fue de compras y compró estos zapatos nuevos, y esta falda, y este tanga y el sujetador que estoy desabrochando. Me siento como de estreno, deshaciendo el regalo, con todo para estrenar .

Querer vivir es tan extraño como querer morir



En la Dirty-Disco del pueblo costero. A finales de Marzo de 2004. En fuga. Ella era hermosa y estaba sentada sola. Yo era hermoso y yo estaba sentado solo. El único riesgo aquí era una mala conversación. Ella dijo que tenía que probar el sándwich de aguacate. Yo le dije que tenía una frutería pakistaní debajo del apartamento que no cerraba de noche. Me dijo que había venido a la costa para relajarse y tomarse un tiempo para estar consigo misma. Yo le dije que estaba aquí por las mismas razones, solo que en mi reflexión no descartaba compartir tiempo y espacio con otras personas. 

- Mañana no tenemos porque volver a quedar- le dije

- Ya se verá, esa es mi única condición.- Me contestó

Podía escuchar un poco de su acento ucraniano. Nunca mezclar un acento ucraniano con un acento ruso. Ellos se ofenden.Pedimos otro par de bebidas azules fluorescentes. Las sirven adornadas con sombrillas de papel y saben a jarabe con Vodka.


- ¿Así que eres un slashie?- Preguntó. 
- ¿slashie?
- Si, ya sabes, un cineasta o fotógrafo, "slash", "slash", escritor o músico ...
-  No, no - le contesté. -Yo soy un pony de un solo truco. Soy un contador de historias.

¿Lo que yo vi en ella?, la bella que era. Una belleza superficial. El tipo de belleza que necesitaba. Estoy pleno de "no me importa una mierda tu historia". Tan vacío como mi pasillo interior, que me dice que no hay nada más aquí. El alcohol lo hizo de nuevo. Bloqueó mi cerebro, dejé de pensar  y me permitió penetrar en la noche. Querer vivir es tan extraño como querer morir